Logo Pucón TV - 2
En Vivo

​La cuenta regresiva para la inauguración de los Juegos Panamericanos y Parapanamericanos Santiago 2023 se encuentra en su fase final, con solo 17 días restantes para el encendido del pebetero en el Estadio Nacional. Pero, en un giro inesperado de los acontecimientos, la previa del evento se ha visto sacudida por un sorprendente y enigmático robo que involucra a uno de los proveedores clave de la competición deportiva. 

El siniestro tuvo lugar en la mañana del 5 de septiembre y ha quedado documentado en una querella presentada por la empresa chilena "TGI Systems Corporation Chile Agencia en Chile". Esta compañía, especializada en la organización de eventos, mantiene un contrato valuado en $2.939.119.120 con la Corporación Santiago 2023, la entidad responsable de la gestión de los Juegos. 

El evento deportivo requería de servicios específicos proporcionados por otra empresa, la brasileña "IV Imagem Digital Serviço de Comunicação Visual Eirele", contratada por TGI para la creación de elementos gráficos esenciales para el desarrollo del evento. La transacción por estos servicios ascendió a la suma considerable de USD 60,000, equivalente a más de $54,741,000 al valor actual del dólar. 

El día del robo comenzó con normalidad. Dos representantes de TGI se dirigieron a una sucursal del Banco de Chile ubicada en el Paseo Ahumada de Santiago para retirar el dinero y proceder al pago a IV Imagem. Después de completar los trámites, cargaron el dinero en un maletín y solicitaron un servicio de transporte mediante una aplicación de teléfono móvil para regresar a las oficinas de TGI. 

Una vez dentro del vehículo y mientras se dirigían hacia su destino, un inesperado obstáculo interrumpió su recorrido: una llanta trasera derecha se desinfló en pleno trayecto, forzando una parada en la intersección de la Avenida Cardenal José María Caro con la Calle Purísima. El conductor y el funcionario chileno descendieron del automóvil para cambiar la rueda mientras que B.G., el representante legal de la empresa brasileña, permaneció en el vehículo con el maletín que contenía el millonario pago. 

A pesar de las advertencias previas de sus compañeros para que no abandonara el vehículo ni descuidara el maletín, B.G. desobedeció y decidió bajarse del automóvil, ubicándose en un área cercana mientras utilizaba su teléfono celular. En ese momento, un vehículo de color gris se aproximó a la escena y dos individuos no identificados se lanzaron sobre él. Uno de los delincuentes lo amenazó con una pistola y exigieron que entregara el maletín. 

Ante la amenaza inminente, B.G. no tuvo más opción que soltar el maletín, lo que permitió que los delincuentes lo tomaran y huyeran en su propio vehículo. Después del robo, la víctima intentó perseguir a los asaltantes, pero finalmente fue visto por última vez por un funcionario de la compañía chilena en la calle Providencia. 

La acción legal presentada por TGI fue admitida a trámite por el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago. Pero,, hasta el momento no se han proporcionado detalles adicionales sobre el caso. El tribunal ha derivado los antecedentes al Ministerio Público, que ahora está encargado de llevar a cabo una exhaustiva investigación para arrojar luz sobre los eventos que rodean este enigmático robo que ha afectado a uno de los proveedores clave de los Juegos Panamericanos 2023, a pocos días de su gran inauguración.

Robo Millonario
Deportes Panamericanos
Santiago 2023
Local
ir a
Local
Recientes
ir a
Reciente