15 de marzo de 2021

Obispo de Punta Arenas quiere oficiar misas: “Cuando una ley está contra la conciencia, uno puede desobedecer la ley"

Durante una homilía, Bernardo Bastres anunció que no acatará la norma sanitaria

Durante la última misa dominical, el Obispo de Punta Arenas desató una polémica. “Siguiendo la responsabilidad que hemos tenido hasta el día de hoy en lo que se refiere a los aforos, en lo que se refiere a las medidas sanitarias, me parece que podemos continuar tranquilamente con nuestra Eucaristía en la semana”.

Bernardo Bastres agregó que “Es cierto que la ley dice lo contrario, pero creemos que cuando una ley es injusta y cuando una ley está contra la conciencia, uno puede desobedecer la ley. Esto lo digo responsablemente, como obispo y como responsable de la Iglesia Católica en Magallanes”, agregó.

Horas antes, el Gobierno había cedido a las presiones de las iglesias y credos religiosos. Este domingo, el Ministerio de Salud anunció que -en Fase 2- se podrán realizar cultos religiosos con un aforo máximo de 20 personas en espacios abiertos y un máximo de 10 en recintos cerrados.

Este lunes, el ministro de Salud Enrique Paris calificó de injustas estas declaraciones. “No creo que sea bueno que un obispo llame a no cumplir con las normas sanitarias, más aún cuando estábamos conversando con la Conferencia Episcopal el cambio de esta resolución”, afirmó.

La autorización para reuniones religiosas llega en un período de altos contagios. “Yo creo que no tiene nada que ver esta apertura a los cultos religiosos, con la apertura de restaurantes y otros tipos de actividades. Además, durante la actividad religiosa se debe mantener un aforo, tanto para las actividades externas como para las internas, tiene que haber una separación entre las personas, tiene que usar mascarillas y tienen un rango máximo de duración de dos horas", dijo Enrique París.